Encuestas

¡Queremos saber más de ti!

Te invitamos a participar de nuestra encuesta sobre San Antonio.

Ingresa AQUÍ

Mesa de Asociatividad Turística

¿Quieres pertenecer a nuestra Mesa Asociativa?

Es una instancia de trabajo asociativo entre el municipio y la línea base de empresarios turísticos que busca fortalecer el desarrollo del turismo comunal.

Ingresa AQUÌ

Postula tu exposición

¿Quieres exponer tus productos, servicios, y trabajos en nuestras dependencias?

Ingresa tus datos y contactaremos contigo. Recuerda tener imágenes de lo que quieres exponer

Te esperamos! Descarga el siguiente FORMULARIO, rellénalo y envíalo junto con las fotografías adjuntas a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Inscripciones a Circuitos

¿Quieres participar en los circuitos turísticos?

Rellena nuestro formulario y aprende sobre la historia de San Antonio recorriendo nuestros más emblemáticos lugares y monumentos.

Ingresa AQUÌ

Viernes, 20 Mayo 2016 13:15

Los Ojos de Mar

Los Ojos de Mar están ubicados junto a la ex playa de Llolleo: dos pozones de agua dulce que surgieron en 1939 luego del desvío del río. Ese año fue muy lluvioso y el caudal del río creció tanto que se desbordó. En rigor, algunos dicen que los materiales sólidos arrastrados por el río fueron los que bloquearon la desembocadura e hicieron que éste se viera obligado a buscar salida más al norte.
Sin embargo, eso es lo que dicen algunos, porque otros defienden otra teoría. Aparentemente, en tiempos en que todo San Antonio no estaba poblado sino por pescadores, ocurrió una vez que durante dos meses ningún pescador volvió a casa con peces. Todos se alimentaban de pescados y esta carencia hizo que muchas personas pasaran hambre en el sector de la Boca. Un día, en una de las tantas salidas que los pescadores ensayaban hacia la mar, hubo un pescador que atrapó en su red una grande bestias. Cuando se encontró solo en altamar y la red tiró tan fuerte que su bote casi se dio vuelta, supo que, costara lo que costara, tenía que llegar con el botín a la costa. Así que haciendo uso de toda su experticia, enganchó la red como pudo a todos los flancos del bote y volvió a toda máquina, con la bestia aún agitándose en la red. Cuando llegó a tierra, varios hombres fueron a ayudar y entre todos lo tomaron y lo bajaron: una vez en tierra era presa fácil. “¡Qué tremenda albacora!”, exclamaron las mujeres cuando los hombres entraron en la boca con esa bestia de casi dos metros arrastrando sobre la arena. Cuando lo pusieron sobre la mesa, todos estaban felices y el pescador era celebrado por todos, sin embargo, cuando éste se acercó a su presa, se invadió por una congoja que no supo explicar: decía que al acercarse el pez lo había mirado fijamente a los ojos y no lo dejaban de mirar.
Mientras la gente se reunía para preparar el festín, el pescador no pudo dejar de sentirse observado e incluso enjuiciado por la mirada acechadora del pescado hasta que no aguantó más y, enterrando sus dedos en las cuencas de sus ojos, los arrancó de cuajo y los lanzó sobre la arena para que no lo miraran más. Ese día y durante toda la noche, entre todos los pobladores faenaron el pescado, lo cocinaron, lo comieron y celebraron el término de la escasez, salvo el pescador, quien se dedicó a beber toda la noche. A la mañana siguiente, luego del banquete, el pescador despertó muy temprano en la mañana, con los respectivos achaques de la noche anterior, y al abrir sus ojos vio con automático espanto cómo sobre la arena se habían abierto dos pozones de agua que llegaban hasta sus pies. Sin poder entenderlo, revisó las sobras del trabajo del día anterior y al darse cuenta que había huesos en lugar de espinas, se dio cuenta de la verdad: el hombre había pescado, sin querer, no una albacora gigante, sino una sirena cuyos ojos arrancados por el pescador habían llorado durante toda la noche sobre la arena formando los pozones que hoy conocemos como los “Ojos de mar” de Llolleo.


Read 3139 times Last modified on Martes, 27 Octubre 2020 21:43

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.