Print this page
Viernes, 20 Mayo 2016 13:36

Punta de Tralca - El Quisco

Cada Viernes Santo, en la llamada “Punta de Tralca” al sonar las doce de la noche, al acercarse a los roqueños, se ve por entre las aguas el resplandor de las luces de una ciudad sumergida con toda su actividad, y se oyen las risas de la gente, se escucho música de fiestas martillazos de alguien que trabajo y todo aquello que implica movimiento de una ciudad, como es el ruido de cascos de caballos surcando las calles. También el Viernes Santo, a las doce de la noche, en el roqueño de Punta de Tralca, se observa una roca en forma de cuna, la cual adquiere movimiento; se mece al cuna y se siente llorar una guagua. Al acercarse a esta piedra se ve el cuerpo del bebe, pero las facciones de la cara son idénticas a la persona que se le acerca. Según las creencias de los lugareños el que ve esto, al tiempo sufre desgracias que podrían llegar hasta la muerte.


Referencias.
Leyendas de la Provincia de San Antonio
Ascencio Ronda G.

Read 1893 times Last modified on Viernes, 18 Noviembre 2016 13:00