Print this page
Viernes, 20 Mayo 2016 13:38

El Perro Diabólico

Las luces aún iluminaban la que hoy se llama Av. San Juan; los dos jóvenes Pedro y Juan, salieron de su hogar como tantas otras veces dispuestos a ganarse algunos pesos en la cancha de Golf de Santo Domingo trabajando como cadíes, pero esa mañana sería todo diferente; algo extraño había en el aire que los hacia sentirse inquietos, caminaron calle abajo, las casas silenciosas eran testigos de su pasar; un perro que otro rompía el silencio con su monótono ladrido. Pedro miró la hora con la última luz que había en la avenida; eran las 5:45 , luego todo quedó a oscuras; tenían que pasar por la cuesta en que estaba esa cantera histórica; habían pasado tantas veces que no les importaba, pero hoy sentían algo diferente y ahí estaba. Surgió desde la oscuridad de la cantera un perro con ojos luminosos y estatura desproporcionada, con gruesas cadenas, el cual en forma silenciosa comenzó a perseguirlos; ellos se devolvieron gritando asustados y dicho engendro los seguía sin omitir gemido alguno, sólo se escuchaban sus jadeos, pisadas, y arrastre de las cadenas, a punto de desmayarse y transpirando helado por el susto llegaron a las primeras casas donde entraron gritando, contando lo sucedido.
Salieron algunos vecinos a la bulla, pero no había nada... ni un sonido, ni una huella de esa extraña criatura.
Read 2615 times Last modified on Martes, 27 Octubre 2020 21:28